27.12.08

Los mejores regalos vienen con la Navidad pt.3

El año: 2001

Evento: Christmukkah

Quizás no lo sepan, pero mi abuela paterna es judía y mi abuela materna es católica, un buen día, mamá y papá decidieron que unirían a ambas familias en una sola celebración a la que llamaremos Christmukkah (nombre muy original y que no ha sido utilizado antes en ninguna serie televisiva), entonces llegaron mis abuelos paternos a la casa de mi abuela materna. Al parecer todo iría bien, es decir, mis abuelos paternos nunca me agradaron, pero al menos ahí estaría en mí territorio.

Las desgracias comenzaron cuando se decidió que mi abuela paterna iba a cocinar…no, mi abuela paterna no cocina, por alguna razón es la única mujer judía que no conoce el significado de Kosher, ¿saben qué fue lo que cocinó para la cena? Hot cakes. ¡Hot cakes! ¡Para cenar! Porque al parecer, es lo más elaborado que la mujer sabe cocinar.
Pero la cosa no paró ahí. No señor, mi abuelo paterno es hindú y es parlanchín hasta la pared de enfrente, además de que le gusta presumir que sabe cosas que en realidad no sabe. Fue entonces cuando mi abuelo se puso a discutir con mi madre sobre medicina interna. No debió.
Pero eso no fue todo, resulta que también aparecieron después mis tíos y tías, hermanos de mi papá, quienes by the way, no estaban invitados y a los cuales odio porque son metiches, habladores y sin clase…como quiera que sea, llegaron.

La cosa aún no estaba por completo arruinada, pero entonces la “cena” estuvo lista. Los hot cakes de mi abuela estaban crudos y hechos con agua en vez de leche, mis tíos estaban molestando a mi abuela materna sobre cómo era mejor que decorara su casa y por qué mi mamá no era una buena esposa para mi padre, cuando de pronto todo se tornó lento y silencioso.
Mi fumador abuelo hindú se estaba infartando, sus pulmones estaban atascados de nicotina y sus arterias atascadas de grasa de tocino. Esa noche la pasamos en el hospital esperando a que operaran a mi abuelo del corazón. ¿Lo bueno? No tuvimos que comer hot cakes asquerosos.

6 comentarios:

Miss Mac Lovegood dijo...

Velo asi: Algun dia nosotras podremos correr a esa gente indeseable de nuestro loft poniendo a asar chiles... como bien me enseño mi abue. Y si no, como hace unos dias dijo: "Veles recogiendo no?"

Lady Vendetta dijo...

exacto! es mas, esa gente no estará invitada, solo los chidos y contrataremos a nuestros hermanos pa q limpien el baño luego de la fiesta

the man with a beard but no hair dijo...

jajaja hay principesa, pues ni modo, asi son estas fiestas, pero ya veras que pasan rapido

Fundador dijo...

me imagino que tu tio hindu manchó de sangre el mantel marroqui...

de menos se hubiera esforzado un poco tu abuelita y hubiera hecho los hot queis a manera de letras para formar la frase: "lo siento"


saludos y felices visiones!

Sr. Mimo dijo...

A mi tampoco me agradan los abuelos paternos, me agrada su dinero -dinero de dudosa procedencia, pero dinero al fin-.

Lady Vendetta dijo...

hombre barbudo y calvo: pues no pasan tan rapido como yo quisiera...
memo: no, ni una disculpa hot cakesca hubiese bastado
mimo: jajaja, al menos tus abuelos paternos tienen dinero para ofrecerte, los mios ni eso