3.10.07

Homenaje


Ingmar Bergman por cuestión de gustos puede o no gustar, pero fuera de eso debe ser mencionado que su técnica era única.

Bergman perfeccionó la técnica de enfocar su cámara en un rostro...y dejarla ahi.

Su obra de montajes y secuencias de planos escatimados y lenguaje visual ridículamente lento lleno de imágenes perfectamente limpias es comparable con la de grandes padrinos del cine como Andrei Tarkovski.

Para los que no conozcan la obra de Bergman (su filmografía es infinita, El séptimo sello no es todo Ingmar Bergman) una invitación y para los que ya la conocen les debo una galleta.

Julio 1918-Julio 2007

3 comentarios:

el prado del eco dijo...

galleta galleta galleta kiero galletaa!!! (ok...ese fue mi alter ego haciendo presencia...yo, ire a ver de ke se trata)...

Sr. Celuloide dijo...

¡Dame mi galleta! ... Persona es definitivamente una obra de arte, una de tantas que nos dejó el buen Bergman

Miss Mac Lalaú Lovegood dijo...

Oh... no se mucho sobre Bergman, pero si tu lo dices lo creo! (jeje)
Y me uno a la peticion de galletas... KIERO GALLETAS!!!