25.6.08

Ella es así II (o de cómo aprendí el valor de la venganza)

Esto pasó un poco más tarde, estaba en primer grado de primaria.
Tenía 5 años de edad, lo que me hacía la más pequeña de mi grupo, en edad y en estatura.
Y estaba Miguelina.
Aquélla tosca larguirucha de gran pelo...oh si tenía un gran pelo.
Hay detalles de mi infancia que no revelaré, como las circunstancias por las que vivía en provincia con mis abuelos, lejos del amor de mi madre.
Entonces Miguelina tampoco conocía tales circunstancias, pero las imaginaba erradamente.
A Miguelina le gustaba herirme con palabras como huérfana o nadietequiere, a Miguelina también le gustaba el borrador con dibujos de los Picapiedra que madre me había traído un par de días antes.
Y lo que Miguelina quería, Miguelina obtenía.
Pero Miguelina no sabía que a mí también me gustaba esa goma de borrar. Me gustaba mucho.

Un día más tarde, Miguelina estaba calva y yo borraba con mi goma de los Picapiedra.
Ese día Miguelina lloraba con gruesas lágrimas que parecían no dejar de salirle nunca y yo sonreía detrás de mi escritorio mientras bebía mi jugo de manzana que, extrañamente, sabía más dulce que nunca.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Te falto explicar como fue q qdo calva nena


jaja saludos

yulai

Ninja Peruano dijo...

No importa, como que uno se lo imagina.

Por cierto... ya te dije que me caes muy bien?
No me lastimes...

Miss Mac Lovegood dijo...

Sos unica en tu especie!!!
Ademas... lo mejor viene cuando el reencuentro... verdad? Jejeje

Oye, no t llego mi msj?

Buuuu!!!

Vemos la euro?
Hacemos trucos?
Vamos a ver libros?
Algo?

Ling-ling no contesta!!!

the man with a beard but no hair dijo...

pues como q es el punto no? no dices como fue q quedó calva...pues porq le hiciste algo terrible...miedo. Oye yo t quiero mucho, a mi no me vas a maltratar verdad?

luna dijo...

Pues supongo que Miguelina se lo merecía, pero ¿en verdad quedó calva? ¿qué tan calva?, y se me antojó el jugo de manzana