10.4.10

Se fueron

Y un día regresaron a la Tierra.

Nos enseñaron que no éramos ni animales, ni espíritus ni seres humanos. Éramos robots.
Robots de carne, pues habían utilizado ese material para fabricarnos. Nos habían modelado a su imagen, pero de forma grosera, muy aprisa, sin pulir los detalles. Ellos eran los únicos seres humanos del planeta. Se fueron hacía mucho tiempo y nos lo habían dejado. Porque eran indolentes y porque nos habían concebido trabajadores, hábiles, con conciencia profesional y ambición. Durante siglos y siglos, habíamos sido los forjadores de una nueva Tierra.

Pero habían regresado.
Y en la mirada sin vida que nos dirigieron no había ni gratitud ni indulgencia.

6 comentarios:

Cezar dijo...

Malditos!!

pobre Wall-E!
y su amigo cucarachin!

beso1

Lady Vendetta dijo...

si pues, pero asi son, ya sabes...los obesos

DURYAN dijo...

y no estaban en vips...


estaban en oysho!

DURYAN dijo...

pasad por el blog

Αποκαλιπσισ dijo...

¿?
Tal vez jamás llegue yo a entender una pisca de lo que quiero encontrar.

DURYAN dijo...

mi blog le espera!

y la seccion de comentarios tambien"!