19.10.07

C'est vrai

Los que tenemos frío de verdad, los que estamos solos por todas partes, los sin nadie. Los que no pueden dejar de destruirse, ésos no importan, no valen nada, nada, que de una vez se vayan, que se mueran pronto.
A ver si es cierto: muérete.

¡Muérete, Ana, muérete!

Ah… mula vida, testaruda ¡sorda!
Poetas mentirosos, ustedes no se mueren nunca. Con su pequeña muerte andan por todas partes y la lucen, la lloran, le ponen flores, se la enseñan a los pobres, a los humildes, a los que tienen esperanza.
Ustedes no conocen la muerte todavía: cuando la conozcan ya no hablarán de ella, se dirán que no hay tiempo sino para vivir.

Es que yo he visto muertos, y sólo los muertos son la muerte, y eso, de veras, ya no importa.

Una desgraciada como yo no ha de ser siempre desgraciada.

He aquí mi vida.

Y saco mi suicidio del bolsillo de mi pantalón, juego con él un rato y dos ratos y lo vuelvo a meter y entonces me río y me quedo callada. Y ésta soy yo y éste mi cigarro y ésta mi vida… y éste que duerme paciente en mi bolsillo, éste es mi suicidio.

5 comentarios:

Kurt dijo...

deja de jugar con tu suicidio chamaquita, me vas a hacer enojar otra vez, aunq digas q es choro.

Yves dijo...

concuerdo con el joven Kurt, no digas eso ni de broma! te amo demasiado, te mando un beso y te veo al rato amor.

Lau dijo...

No hables de suicidio ... todos esos temas me llegan demasiado en estos dias ...
Oye nena? ya nos veremos algun dia???
quiero platicar contigo!
Te quiero mucho!
Besos

claudio dijo...

"poetas mentirosos. Ustedes no se mueren nunca" jajaja si, malditos poetas los odio.
saludos chamaquita, a ver si te dignas a aparecerte por mi casa un dia de estos no? como ya me cambiaste...

Miss Mac Lovegood dijo...

Ay Ana!!!
No... =(