19.6.09

Insomnio

Que alguien me dé descanso, que me arroje a un basurero, a un barranco lleno de serpientes, que me caiga encima como un puñado de arañas en medio de la noche. Que me dejen dormir.

Que se callen todas las voces, todos los gatos, que los metan en un saco y los pongan a dormir, que se los lleven al rio, que los lleven a la fábrica de violines.

Yo sé que vendrá, va a venir. Dichosos los que mueren en paz, como la cabeza que rueda tras la guillotina, pobre...pobre Marie Antoniette.

No me queda nada en esta noche eterna, nada más que el murmullo de una lluvia pasajera.

Y otra vez los gatos.

4 comentarios:

the man with a beard but not hair dijo...

el insomnio es una cosa muy fea, toma lache, siempre ayuda. Besos niña bonita

DURYAN dijo...

para esa hora la mujer que siempre llega tarde al trabajo se habia volado la tapa de los sesos pero no habia podido quedarse dormida...

el insomnio es una cosa persistente

Kyuuketsuki dijo...

El insomnio que asalta la noche. El insomnio a veces es un buen compañero, pero otras tantas es peor que la muerte.

Miss Mac Lovegood dijo...

Pinches gatos!
Sabes qué funciona, según mi mamá? Aventarles monedas viejitas... de esas de 50 centavos que pesaban un buen...