7.11.07

La búsqueda


Adolf Gannet, famoso médico inglés del siglo antepasado, tuvo una revelación maravillosa en su clínica de Londres:

Un enfermo le comunicó que había averiguado, en un sueño azul, que la muerte era solamente una infinita galería de retratos. -quien encuentre el suyo entre los millones de rostros desaparecidos- agregó el confidente -podrá reencarnar.

Gannet murió en 1895, en Escocia. En su lecho final, el rostro le sonreía con el dulce misterio de quien espera emprender una gratísima búsqueda.

5 comentarios:

Kurt dijo...

wow! oye eso esta coqueto como tu dirías, que divertido no? osea te estás muriendo y tu estás feliz y hasta ansioso cual niñito que va a armar su primer rompecabezas...no ma, yo tambien quiero pensar que asi va a ser la muerte.

Claudio dijo...

tsss esta chido eso eh?

reward dijo...

-isnt it gorgeus? -Pregunto la gorda resplandeciente de satisfaccion.
-oh, yes its gorgeus - respondieron a coro los invitados.

Y si, anita es intelectual, pero recuerden que lo intelectual no le quita lo coqueta.

Miss Mac Lovegood dijo...

Pues claro!
Como debe de ser!

Yves dijo...

jaja orale! pues eso está muy bien, digo, así hasta ganas dan de morirse...te lo ruego hay que morirnos juntos!