8.11.07

Muerte constante más allá del amor

Si, ya sé que no debería de importarme y, después de todo, nadie me ha invitado. Pero ¿qué le hago? Hay gente que nomás no entiende, yo no entiendo, no entiendo por qué he de seguir escribiendo en este espejo de agua en el que escribo, se llena de tinta con sangre y huele a muerte y a tí, huele a tí y te odio más que nunca, es entonces cuando abro los ojos y me doy cuenta de que este camino que separa tu casa de la mía es en realidad un mar que separa mi vida de tu imagen idiota, y yo quise llegar en mi bote de pedales.
No puedo dejar de escribir y tengo los dedos pegados a esta pluma que da sus ultimos suspiros, el espejo de agua, mis ojos que me traicionan y no veo el presente ni el futuro, no veo pasado ni espacio existente. Me ciega la rabia, la rabia también es mi vocación, la rabia de siempre me ciega, ojalá y no existieras, ojalá y me hicieras llorar. Si, eso, házme llorar, haz que me quede loca de ira…no puedes, ya no puedes ¿que no? ¿acaso no has leido? ¡no puedes! ¡no puedes! ¡no puedes! ¡no puedes!. Y mírame bailando, sisisi yo bailo y me río de tí, es que hay gente que nomás no entiende, ¡qué gente necia! Pero ¿quién se ha creido? Y camina por la vida creyéndose bella y va por la vida convencida de su inteligencia, hay gente que se impresiona fácil, eso que ni qué, pero ésta ¿quién se ha creído? Buenaventurada seas, yo no arrojo la primera piedra, yo no escondo la mano bajo las tijeras. Dichosa supongo, quiero creer, y ¿a mi qué me importa verdad? Si si, ya sé, ya lo había dicho, perdona, es que tú lo sabes todo.
¿Hablas así todos los días? Es que a mi me daría hueva, no eres tú, es la ciudad, la vida va muy rápido, si, sisisi, mejor me callo, cuando uno reconoce a un ser superior se queda callado…triste, triste mi caso, pero ¿a quién le importa? Carajo, si ni a mí me importa.
Este espejo de agua es eterno, nunca se acabará de llenar de tinta sanguinolienta, y me esfuerzo y me esfuerzo pero nomás no se llena, es necio igual que yo e igual que tú. Ya me cansé, me desatornillo los dedos de las manos. Déjenme tranquila, no quiero vivir hoy, voy a morirme un rato. (Si tengo suerte, también vas a morirte tú y que te lloren será pecado).

7 comentarios:

Claudio dijo...

ya no les hagas caso principesa, neta q hay gente bien pendeja y pues ellos se lo pierden, la neta no se merecen tu tiempo y menos tus corajes q pa eso estamos nosotros, ya sabes q nosotros somos los 5 magnificos hahaha te amo pequeña y ya no te malviajes por estupidos, no dejes de dormir por ellos.

Lady Vendetta dijo...

jajaja no amorcito, gracias por eso pero la verdad no es lo que parece, esto fue algo que me escribí a mi misma, como una carta de despedida, lo otro no me importa y tu lo sabes, yo tmb te amo Clau.

Sr. Celuloide dijo...

Soy tu fanss (diría Izaguirre)

Yves dijo...

yo tmb soy tu fans...carta de despedida? a q t refieres con eso? no empieces eh?

reward dijo...

pues si no te deja dormir, el hombre se ha volado la tapa de los sesos pero no ha podido conciliar el sueño. Y el insomnio? una cosa muy persistente.

reward dijo...

que feo! conoce a izaguirre, yo que tu, mi amistad le retiraba

Miss Mac Lovegood dijo...

Tssss... ya va a empezar el drama? No Yves... no seas nena! me vas a decepcionar!