14.12.07

El pozo


Su cabeza cercenada miraba ahora hacia arriba, una sombra ocultaba la cegadora luz del día. Leves susurros le llegaban desde lo alto, como el rumor de las aves al caer la tarde.
Guardó silencio y prestó atención al rumor de las voces del exterior, mas lo único que logró escuchar fue una oración sin sentido. Una pregunta, con exactitud. "¿Segura que no quieres venir?". Mas no tuvo oportunidad de analizar la pregunta y sus probables motivos, pues de inmediato el silbido del viento al ser atravesado por el cuerpo inerte de una adolescente de 17 años llenó su pensamiento.

----------------------------------------------------------------------------------

-¿Pero cómo...?. -No alcanzó a formular su pregunta, pues la cabeza cercenada de un anciano con la cara pintada de mimo ya estaba contestando.
-no sé -dijo,- pero es en el pozo.

5 comentarios:

kurt dijo...

ah que horrible, me acuerdo de cuando pintaste al puma de mimo...debiste tomarle una foto y publicarla en internet.

claudio dijo...

hahaha me gusta la foto, lo sorprendente es que ese dia llevaras cámara y que la tomaras luego de caer desde tan alto

El hombre de titanio dijo...

LO mejor de todo es que en el pozo si era!

Sr. Mimo dijo...

Y el mimo no era yo, era el puma. Y no era en donde yo estaba, era en el pozo. Ahora soy mimo y estoy en el pozo. A lo mejor era un presagio.

De Humani Corporis Fabrica dijo...

debio doler las caer de tan alto, pero fue una buena foto