15.12.07

Tout la vie

Me dueles.
Mansamente, insoportablemente me dueles.
Toma mi cabeza, córtame el cuello, sácame las tripas, desgárrame el alma.
Nada queda de mí después de este amor.

Entre los escombros de mi alma búscame.

¡Qué claridad tu rostro, qué ternura
de luz ensimismada,
qué dibujo de miel sobre hojas de agua!

Y ahora déjame que grite, que te grite cual demente mientras te desdibujas la figura, que te ame con sólo mirarte cuando te desembarazas de mi.
Déjame lavarte el alma con mis lágrimas, te dejo beber de mi dolor.
Porque me dueles, inapelablemente me dueles.

7 comentarios:

claudio dijo...

este es un poema a un cuchillo o algo asi? jajaja est bueno no t creas

El hombre de titanio dijo...

si a un cuchillo, como todo en esta vida.

Sr. Mimo dijo...

la vida gira en torno a los cuchillos, o ellos giran a nuestro al rededor.

Y sí me dolía también.

chris dijo...

a todos nos duele algo hoy acaso?

Lau dijo...

Si a todos nos duele ...
No manches vaya que los cuchillos son parte inevitable de nuestras vidas ...
Hijole lei los post anteriores y pues anita ... me haces pensar muchas cositas ... necesito hablar contigo.

no olvides que te quiero mucho!!!

De Humani Corporis Fabrica dijo...

vaya que escrito tan oportuno, muy bueno, muy necesario, muy real

Miss Mac Lovegood dijo...

Auch!
Maldito dolor, maldita incertidumbre!