26.1.08

Decayendo

Definitivamente comienzo a pensar que mis noches de juerga son cada vez mas decadentes, el piso de un hermoso y fino mármol blanco está ahora manchado con vómito y una bella chica está tirada en medio de la sala para fumar. -Es la alemana- alcanzo a escuchar entre la música estridente y las luces que en cualquier momento van a provocarme convulsiones.
Cierro los ojos un momento, la cabeza otra vez...me bebo todo el vodka que cabe en este vaso de medio litro de un trago, asi por lo menos la migraña se me olvida. Abro los ojos y la gente a mi alrededor baila en cámara lenta, la música y las risas ya son imperceptibles y solo se escuchan como un murmullo lejano, el cigarro en mi mano se consumió y saco otro de la cajilla del bolsillo de mi pantalón, perdí la cuenta de la cantidad de cigarros que he fumado, traía 2 cajillas llenas, ahora me queda la mitad de una...las matemáticas no me salen...no todavía, necesito otro trago.
Hago malabares para pasar sobre la alemana sin pisarla y dirigirme a la barra, esta casa es enorme, alguien debería deshacerse del cuerpo de la alemana, ojalá el dj cambie la música, mierda se acabaron los tacos, no vuelvo a venir a una fiesta tan lejos...todavía pienso demasiado, me tomaré mi trago aquí y pido el que sigue...y el que sigue y el que sigue.
Maldito alcohol ya no me emborracha.
Encuentro a mi amiga, está pidiendo a gritos que la ayude a deshacerse del regio que ya la tiene harta, su hermana no aparece, seguro se subió a un cuarto con el amigo de su novio.
El perro ya esta cansado, tiene que estar huyendo de los ebrios que lo pisan y encontrar un lugar donde echarse a dormitar, yo quisiera hacer lo mismo.
El hermano del regio me empieza a hacer la plática, no es precisamente un ser muy complejo o interesante, pero está lo suficientemente ebrio como para hacerme reir y saldrá lindo en las fotos.
El chico de las rastas me sonrie cada vez que pasa por aqui, se ve tan diferente aqui, tan fuera de lugar, con todas estas personas presentables, con zapatos, con blusas caras y camisas de vestir, rasurados y de pelo corto, esta gente que nos vemos tan normales aqui en esta casa en interlomas...me levanto del sillón y dejo hablando solos a los regios, el chico de las rastas está afuera, cerca de donde estaba el tronco de pastor, me ve y me sonrie de nuevo -maldicion- dice -se acabaron los tacos-.

Esta fiesta comienza a ponerse buena finalmente.

A las 3 de la mañana perdidas en interlomas, -¿que país es éste, Agripina?- la hermana sigue tomando en el asiento de atrás y se desmaya derramando su ron sobre la tapicería nueva de la Hummer, mi migraña volvió y maldigo una vez más al alcohol que ya no me embriaga, mi amiga maldice a su hermana y a este cerro al que venimos a dar a las 3 de la mañana. -Bienvenidos a Huixquilucan-. Perfecto, a las 3 de la mañana en una Hummer casi sin gasolina, medio ebrias, 3 mujeres, perdidas en este pueblo desolado. ¡Qué buena fiesta!.

...creo que aqui ni hablan español.

Ya estas borracha Alicia, mejor duérmete.

6 comentarios:

Electrovision dijo...

ay dios padre!

que paso contigo?
bueno... lo que pasa es que en interlomas; un monton de artistas.

kurt dijo...

ay anita eres bien borracha jajaja desde siempre!!!
te amo chamaca

mArXelLa dijo...

mmm...jaja buena fiesta, pero además si hablamos español y bien!

chris dijo...

a ver si asi aprendes a no irte a esas fiestas en vez de irte a comer tacos con tus amigos!

Sr. Mimo dijo...

Bienvenida a mi mundo... ah no, ya estabamos en él

Miss Mac Lovegood dijo...

Sabes qué es lo más gracioso? Me pasó casi lo mismo que a tí... dos dias seguidos... y todo paso ''del olvido a no me acuerdo''.
Espera proximamente los pormenores.
Te quiero uooo uooo!!!