13.11.07

La cleptómana

Era poderosa y aristocrática, pero tenía la obsesión de las cucharillas. Es esa una cleptomanía corriente sobretodo en los palacios reales, y por eso hubo reyes que cambiaron las de oro por otras de similor, para evitar que se llevasen tan costoso "recuerdo de S.M."
Poseía cucharillas de los mejores hoteles del mundo, de las casas más nobles -con el escudo en el agarradero-, y hasta algunas arrancadas a las colecciones napoleónicas.
Un día, sin poder resistir mi curiosidad, le pregunté qué se proponía almacenando tantas cucharillas.
Entonces la cleptómana me dijo en voz baja:
-Vengarme del mundo...dejarlo sin una cucharilla...que muevan el café con tenedor.

7 comentarios:

reward dijo...

acabara diciendo como en todas sus frases: "ni me calmo, ni tomo mas te".
eso si es ser ruda, pero habran de inventar una maquina para que muevan el té

b0t3ll0 dijo...

amm.. pss io no tengo nada intelectual ni cosas asi ke decirte =( no soy fan de eso...

pero pues aki dejo mi "comentario".

Chris dijo...

el tema de hoy es cleptomanias? jajaja esa chica si q era una potra salvaje eh? mira q dejar al mundo moviendole al cafe con tenedor! tssss q loca!

claudio dijo...

tssss q miedo!

Sr. Mimo dijo...

Es como yo que me robo los menús de los restaurantes

Miss Mac Lovegood dijo...

Jajaja... entonces robar no es malo? porque pues... esa señora no parecia necesitar su tanque de oxigeno... O_o

Srita. Mutante dijo...

Algunos se roban los centros de mesa de las fiestas de kince años...dicen ke son para eso, pero entonces, dejaran al mundo sin centros de mesa para las fiestas de kince años...ke angustia ¬¬