11.11.07

Pasiones (calores)

Le susurró al oído: ámame, y así lo hicieron.
Sintió esos dedos tibios recorrer sus temblorosos pechos atentos y se estremeció completa al sentir su vaho caliente contra su nuca, sus cuerpos se movían con cadencia al ritmo de sus gemidos de placer, aquélla danza salvaje y antidiluviana de la raza humana se hacía ahora hipnotizante, el sudor de ambos se mezclaba y se evaporaba en una nube de pasión desenfrenada y sus voces se elevaban al nirvana donde ellos se hallaban.
Sus muslos se tensaron, esas carnes mórbidas que hace un momento se fundían en una sola, se relajan ahora, se separan, se desembarazan una de la otra. Se cubren, se ponen su disfraz de siempre y se despiden con frialdad, no volverán a verse.

4 comentarios:

reward dijo...

ansiaba el esperado final "la mirada de lujuria y las carnes morbidas que se estremecen de placer"

deatzzz dijo...

uuuuuuuuuuu!!!! jajajaja de q t sale el lenguaje florido t sale eh? jajaja te pasas

Miss Mac Lovegood dijo...

Wow... esa descripcion esta genial... en que -o quien- te inspiraste eh?

Yves dijo...

principesa! de donde sacas esas cosas!?